LIBÉRATE DEL ACNÉ PARA SIEMPRE

El secreto es ir más adentro de la piel misma. Si bien el acné se manifiesta en la piel, y es un hecho que todo lo que colocamos en nuestra piel la afecta y lo puede empeorar o mejorar, la causa del mismo no está en la superficie.

¿Cómo sanar el acné? ¿A qué se debe y por qué persiste? ¿Qué como para eliminar el acné?

Estas son preguntas que me hacen muchísimo y en mi práctica profesional he constatado que no es un tema bien abordado. 

Primero hay que entender que el acné es una condición inflamatoria y de estrés oxidativo.

Una vez que “estalló” o se manifestó como acné, ya es digamos demasiado tarde para pretender que con comer “algo” específico, se resuelva. Cuando se manifiesta ya son probablemente años del sistema intentando copar con la inflamación y las agresiones externas. Como todo proceso inflamatorio y crónico es de causas multifactoriales, por lo que buscar el tip o fórmulita rápida o producto que resuelva es un error que solo degenerará en frustración y pérdida de tiempo en el mejor de los casos. Normalmente además se tiene que sufrir con el empeoramiento de la condición.


VIVIR CON UNA PIEL LIMPIA DESINFLAMADA Y SIN ACNÉ ES LINDO Y TE PERMITE DISFRUTAR DE LAS COSAS LINDAS DE LA VIDA —NO SOLO COMER POSTRES, VINOS, VIAJAR Y TOMARTE MIL FOTOS DEL RECUERDO SIN DUDAS SINO PODER RECIBIR MUCHOS BESOS Y MIMOS!!!!—.

VIVIR CON UNA PIEL LIMPIA DESINFLAMADA Y SIN ACNÉ ES LINDO Y TE PERMITE DISFRUTAR DE LAS COSAS LINDAS DE LA VIDA —NO SOLO COMER POSTRES, VINOS, VIAJAR Y TOMARTE MIL FOTOS DEL RECUERDO SIN DUDAS SINO PODER RECIBIR MUCHOS BESOS Y MIMOS!!!!—.


La causa directa de la inflamación, adicional a estrés y polución, principalmente es lo que come la persona: hoy en día la dieta moderna está constituida mayormente de procesados, químicos, harinas, azúcares, cereales y lácteos, todos causantes de inflamación interna, silente que en muchos casos se manifiesta como acné. 


Incluso quienes llevan una alimentación eclectariana, una alimentación limpia, podrían sufrir sin saberlo intolerancia a alimentos saludables como el kale, el brócoli, el pollo o el perejil, el aguacate, el róbalo, el huevo, la berenjena, por mencionar algunos cuantos ya que podría ser cualquiera. 

En mi experiencia de años he visto intolerancias increíbles hasta a la banana, a la manzana o al coco, alimentos saludables. Y el problema es que médicos y profesionales desactualizados promueven que tan solo con la eliminación de esos alimentos (¡que muchas veces son ricos en nutrientes necesarios!) se soluciona el problema, o peor, que solo hay que rotarlos.

Sí claro, inflámate en menor grado pasando dos días, así te vas a sanar. ¿Hasta cuando estamos a merced de profesionales faltos de criterio?

Lo cierto es que mucho de eso tiene culpa el consumidor, el cliente, el paciente, que cae ante soluciones mágicas y facilistas baratas y llamativas: quien más hace ruido en las redes o más sorteos hace. Es tiempo de hacer un mea culpa.

Por sentido común, no necesitamos títulos, para comprender que lo que se requiere en estos casos (y es algo que inculqué en mi gira de conferencias y talleres 2014-2017) no es una simple eliminación de alimentos que generan respuesta inflamatoria Igg, eso es solo una parte de la ecuación. Es imprescindible desinflamar, reparar, sanar, reconstituir, cubrir y resolver los desequilibrios en comida y hábitos (o productos) que llevaron a ese estado o lo empeoraron y finalmente devolver al organismo la capacidad de incluir todos los alimentos en la nutrición de la persona.

Es un proceso en el que no podemos saltarnos el paso 1 y 2, en un primer tiempo de mucha minuciosidad y ajuste, e ir directo al paso 6. O pretender hacerlo a medias. Los años de daños no se desmaterializan ni se esfuman en 1 mes o en 15 días, ¿verdad?

¿SIN ACNÉ O PROBLEMAS DE PIEL ERES MÁS LIBRE! ESTAR CON UNA PIEL SANA TE PERMITE DISFRUTAR POR EJEMPLO DEL MAR Y UN DÍA DE PLAYA (BLOQUEADOR EN CARA Y SOMBRERO FUERA DEL MAR POR FAVOR), PUEDES DISFRUTAR COMO UN NIÑO O NIÑA LIBRE Y SIN MIRAMIENTOS NI CONSECUENCIAS QUE IMPIDAN A OTROS GOZAR DE TU COMPAÑÍA Y A TI DE LA NATURALEZA. ESTA FOTO NO TIENE FILTRO, FUE TOMADA CON ALTA DEFINICIÓN: ¡SE VEN HASTA LOS POROS QUE NO SE VEN EN PERSONA!

¿SIN ACNÉ O PROBLEMAS DE PIEL ERES MÁS LIBRE! ESTAR CON UNA PIEL SANA TE PERMITE DISFRUTAR POR EJEMPLO DEL MAR Y UN DÍA DE PLAYA (BLOQUEADOR EN CARA Y SOMBRERO FUERA DEL MAR POR FAVOR), PUEDES DISFRUTAR COMO UN NIÑO O NIÑA LIBRE Y SIN MIRAMIENTOS NI CONSECUENCIAS QUE IMPIDAN A OTROS GOZAR DE TU COMPAÑÍA Y A TI DE LA NATURALEZA. ESTA FOTO NO TIENE FILTRO, FUE TOMADA CON ALTA DEFINICIÓN: ¡SE VEN HASTA LOS POROS QUE NO SE VEN EN PERSONA!

Mi propósito es orientarlos y sacarlos del ruido de la desinformación que los tiene buscando soluciones donde no las hay.

Les comparto esta información basada en ciencia y casos reales, con el fundamento de estudios serios y años de investigación al respecto, mi propia experiencia con acné hasta edad adulta pasados los 30 y en base a mis años de experiencia profesional con clientes sumidos en este mal y con pacientes enviados por dermatólogos a mi consulta, todos a quienes he resuelto sus problemas en conjunto con su médico especialista o de ser el caso con los especialistas que yo recomiendo para seguir el programa anti acné.

UNO DE LOS VARIOS TESTIMONIOS LUEGO DE MI PROGRAMA DE NUTRICIÓN INTEGRATIVA PARA RECUPERACIÓN DE LA PIEL.

UNO DE LOS VARIOS TESTIMONIOS LUEGO DE MI PROGRAMA DE NUTRICIÓN INTEGRATIVA PARA RECUPERACIÓN DE LA PIEL.


Sí, yo sufrí acné la mayor parte de mi vida


Todos quienes me han visto en persona —¡más de 5500 personas en mis conferencias y talleres!— se sorprenden y no creen que yo sufrí de acné desde los 10 años y sufrí mucho por eso. Lo “controlaba” de modo paliativo con tratamientos y productos (no abrasivos) que me tuvieron esclava y gastando muchísimo dinero sin darme solución completa y de modo permanente, muchas veces intentando con otros productos, únicamente para volver a los mismos que eran los únicos que me mantenían mi piel controlada ya que atendían una de las causas del acné, el medio ambiente, pero no la parte interna, la nutrición.

Si yo hubiera sabido que la comida tenía una injerencia tan fuerte, hubiera seguido con esos mismos productos porque realmente son buenos y los considero los mejores para casos de acné o piel con tendencia a acné, pero con mi piel respondiendo mucho mejor, luciendo como merecía lucir a mis 15, a mis 20, a mis 30.

Mi acné fue algo que solo se mejoró de fondo sustancialmente con el cambio de hábitos y luego con atención y reparación en los agentes directos de inflamación que nunca hubiera sospechado eran los que mantenían las erupciones, hasta hace 2 años en un mismo exacto sitio, en pocos meses, luego de planes nutricionales específicamente diseñados para mis requerimientos y para sanar, esa misma área quedó como piel de bebé que hasta hoy se mantiene. No solo quedé libre definitivamente de acné sino que mi piel recobró tono, luminosidad y elasticidad, además se desinflamó en general y recobré juventud.

Entonces, principalmente hay que atender el problema de adentro para afuera, no de afuera para adentro. Esto no quiere decir que olvidemos el tema del ambiente y los agresores externos. Para esta parte yo recomiendo la visita al centro donde yo me he atendido por casi 25 años y usan los mejores productos y conocen realmente cómo tratar la piel y entienden que no debe usarse ni aplicarse fuerza ni productos abrasivos: Estética Sonia del Hierro. Su fundadora aprendió con una de las mejores cosmetólogas y dejó un maravilloso legado en su centro estético, además su servicio es sin ingual, en varias ocasiones les he compartido detalles en mis historias en Instagram.


Es triste que todavía haya dermatólogos y cosmetólogas que desinformen al paciente indicando que no afecta en nada lo que come la persona en casos de acné, eso es una total mentira; no digo que sean todos, pero hay muchos profesionales desactualizados y muchos pacientes y clientes que toman mi programa de coaching para acné, rosácea, dermatitis, seborrea, eczema, que vienen después de haber pasado por médicos, cosmetólogos o dermatólogos que les hacen tratamientos abrasivos y hasta les dan laxantes o dietas detox de ayunos y jugos a pretexto de “limpiar”, lo cual, al contrario, causa más inflamación, o peor aún, les hacen exfoliaciones que inflaman más la piel.

(Por favor, si usted se ofende porque yo denuncie a malos profesionales con la intención de proteger y advertir a mis lectores, esta página no es para usted aquí yo digo las cosas como son, le duela a quien le duela).😇

En el tema del acné o cualquier problema de piel como los mencionados, es de suma importancia entender la causa, o las causas, y resolverlas, no esconderlas o empastarlas con cremas, productos y fármacos. Estos pueden mejorar en algo los síntomas, y tristemente en mucha gente no dan ninguna mejora, pero no están atendiendo la causa y es por eso que el problema no se soluciona y persiste/empeora.

Hoy en día gran parte de la población sufre de algún tipo de acné, no es solo los adolescentes como antes, el acné en adultos es ya una plaga.

También debemos comprender que la salud de nuestros intestinos y su microbiota se refleja en nuestra piel. Eliminar azúcar, trigo, granos, harinas y lácteos, así como alimentos altos en oxalatos como el chocolate, que son pro inflamatorios, es clave para lograr una sanación en conjunto con un programa nutricional, de hábitos, de entrenamiento, descanso y manejo de estrés, específico a las necesidades del paciente.

La leche de vaca de la industria, por ejemplo, es disruptor hormonal. Incluso la leche cruda de hacienda que es tan rica en nutrientes no debe ser ingerida por personas con acné o problemas de piel: su organismo no está habilitado o preparado para lidiar con un alimento tan complicado de digerir. Esos alimentos son aptos para personas en balance, sin problemas crónicos, con su sistema linfático en perfecto estado; la recomiendo de preferencia fermentada (en queso o yogurt casero) ocasionalmente como un condimento, no en grandes cantidades. Una persona con problemas de piel debe abstenerse si desea mejorar su situación crónica.


En mi libro Balance Nutricional y en varias publicaciones les he informado del daño que causa tomar leche, aún muchos desconocen esta realidad, en gran parte por la propaganda, los nutricionistas desactualizados que no estudian y recomiendan leche descremada y yogurt de dieta (horror, los peores productos procesados, peores que el azúcar) y las campañas en televisión que promueven tomar 3 vasos de leche al día como solución nutricional (pareciera que nos quiere matar). La leche pasteurizada de la industria no solo es un líquido procesado muerto, sino que está cargada de antibióticos que aplican en grandes cantidades a las vacas así como de hormonas; sus grasas por el procesamiento están rancias y alteradas y su estructura está destruída por el proceso de homogenización y la hace difícil para ser procesada por el organismo humano. El consumo de leche es en muchos casos un factor causante de acné o empeora el cuadro.

Por otro lado, el azúcar sube los niveles de insulina como respuesta natural, pero el exceso de insulina distorsiona las funciones de otras hormonas como la testosterona y los estrógenos, lo cual causa o coadyuva a brotes de acné.

Esta azúcar además destruye la microbiota intestinal. Cuando arreglamos nuestros intestinos podemos recuperarnos de acné y ese es un trabajo que se hace a la par y se lleva en cuenta con otros objetivos como desinflamar, reparar, controlar niveles de insulina, etc en un plan nutricional celular para acné o los otros problemas de piel mencionados.

Es importante determinar si hay alergias o intolerancias, si no es posible un examen especializado es importante realizar un protocolo de eliminación y la investigación correspondiente a la par.

Con seguridad productos procesados, grasas trans, aceites poliinsaturados refinados como canola, soya y muchas veces todo tipo de granos y cereales, así como evitar alcohol –incluso vino— y tabaco, es imprescindible eliminarlos hasta lograr una recuperación. En muchos casos alimentos maravillosos y de gran valor nutricional como el huevo o los frutos secos, el polen o el perejil (increíble), podrían ser detonantes o las solanáceas, también los alimentos altos en oxalatos y otros compuestos como el chocolate (o bien una dieta alta en oxalatos).

Llevar las hormonas y la microbiota al balance es lo importante. 

ATENCIÓN:


Dormir bien, beber mucha agua, comer muchos vegetales crudos, ejercitarse y no estresarse también son parte indispensable de la ecuación reparadora y sanadora. 


El acné se lo trata de adentro para afuera, pero es importante tratar la parte del medio ambiente y lo que ponemos en nuestra piel de modo tópico: no usar cosas abrasivas que exacerban la producción del sebo, usar el bloqueador solar adecuado y no usar maquillaje tóxico, entre otras medidas, COMO NO USAR AGUA DEL GRIFO PARA LIMPIAR EL CUTIS NI PARA NADA EN LA CARA.

Para esta parte del tratamiento, la parte externa, es que recomiendo 100% los productos y cuidados de Estética Sonia del Hierro

Yo sufrí acné por más de 25 años, si yo pude con él, todos podemos. He tenido casos dificilísimos pero con el tratamiento adecuado personalizado atendiendo causas reales y deficiencias únicas que presenta cada caso —lo repito, única forma de solucionar— se han resuelto todos.

Finalmente, pero no menos importante, está la tercera causa simultánea del acné:

Nuestros pensamientos crean nuestra experiencia de vida.

Nuestros pensamientos y emociones negativas se manifiestan en problemas crónicos.

Todo pensamiento atrae o crea una vibración y reacción fisiológica. La somatización está ya aceptada clínicamente como causa simultánea/coadyuvante de todos los problemas de salud. Si realmente deseas sanar, debes atender esta importante área: en mi programa de coaching de nutrición integrativa —un espacio de apoyo libre de juzgamientos— está previsto el trabajo de las somatizaciones y las cargas emocionales que no siempre requieren de un tratamiento sicológico. Este trabajo fluye y muchas veces ocurre sin hacerlo evidente y nunca es forzado ni obligado).


En el caso del acné, por ejemplo, se considera manifestación crónica de una no aceptación del propio ser o desagrado de nuestro ser. Mismo que puede ser debido a un sinnúmero de factores o ideas limitantes, impuetas o fomentadas por el ambiente o la propia persona. Cada caso es un mundo. Dependiendo de la situación, el paciente puede ser derivado a la psicóloga clínica de mi equipo, una profesional altamente calificada y actualizada con más de 25 años de experiencia y que aplica la psicología moderna integrativa, no la antigua superada que tarda años en atender los problemas.

Los problemas de piel y otros problemas crónicos se deben atender en varios planos, en este caso preciso son tres “pilares”: nutrición (sistema), ambiente externo (superficie de la piel) y las emociones (somatización, crecimiento personal).


Aquí tienen ya varias pautas para empezar, pero Nada sustituye un programa personalizado de nutrición y hábitos que ofrezca las soluciones y la puesta en práctica que tu caso necesita.


¿Para qué perder tiempo (años) y dinero investigando por tu cuenta sin el criterio clínico, sin las soluciones nutricionales correctas y pasar probando de prueba a error y no ver los resultados que vas a ver en pocos meses con un programa personalizado?

Por favor déjenme todas sus dudas y preguntas para responderles a todos como siempre y de ese modo los comentarios sirven de complemento y completar la información de este post. Traté de cubrir todas las preguntas que me dejaron en el sticker pero siéntanse libres de preguntarme todo lo que necesiten.



Por la salud de su piel,✨✨✨✨

Daryanaah

Nota: Algunas personas me han preguntado por qué no subo fotos de antes con mi acné. Ocurre que en mis épocas y mi generación no existían los selfies ni las cámaras en los celulares (SÍ, RÍANSE A CARCAJADAS) y tampoco había esa cultura de registrar todo o el “foto o no pasó”, al revés, era muy común huír a la cámara, o simplemente ROMPER y desechar la foto donde se notaba algo, era muy fácil deshacerse de la evidencia 😜 nada quedaba grabado y la palabra de las personas y quienes lo conocieron o lo vieron, bastaba. Tampoco existían las cámaras de alta definición. Ya son varios años libre de acné, desde antes de empezar Verde y Rosa en el 2013. La persistencia de esos brotes en el área conocida como “papada” no aparecen en fotos y nunca se me pasó por la cabeza registrarlo.