PROBIÓTICOS Y PREBIÓTICOS

PROBIÓTICOS Y PREBIÓTICOS

He escuchado su pedido de auxilio sobre este importante tema.♥️

 

¿Sabías que si no le das el alimento necesario a tu microbiota intestinal (bacterias nativas benéficas responsables de procesos importantísimos como tu sistema inmune y evitar obesidad), por más probióticos que tomes o consumas, difícilmente tus microbios van crecer, proliferarse y colonizar tus intestinos? 

 

De hecho, de poco sirve consumir alimentos fermentados y suplementos de probióticos si no das el alimento correcto a tus microbios residentes.

 


Así que, antes de botar tu dinero en suplementos ineficaces y consumir fermentados en grandes cantidades todos los días —lo cual no recomiendo—, empieza a darle alimento a tu microbiota intestinal residente.


Aquí te lo explico todo, verás que es mucho más sencillo de lo que te han hecho creer y que el tema no se resuelve comiendo fermentados. En mi libro, Balance Nutricional (2014) y en varios posts posteriores en mis redes sociales Verde y Rosa he explicado sobre esta realidad y que el tema de mantener una microbiota sana va mucho más allá de soluciones simplistas y comerciales.

 

 Incluir vegetales fermentados en tu alimentación es una gran estrategia nutricional de múltiples beneficios, pero es tan solo una parte de la ecuación: sin el alimento para los microbios residentes, esto no sirve de mucho. Quienes recomiendan consumir fermentados en grandes cantidades todos los días de modo permanente, desconocen la ciencia y la realidad de estos alimentos que por diversos motivos no es bueno consumir en exceso. Por favor, avísemen en los comntarios si quieren que les amplíe este tema que consta en mi libro y en varias publicaciones en un solo post aquí.

Incluir vegetales fermentados en tu alimentación es una gran estrategia nutricional de múltiples beneficios, pero es tan solo una parte de la ecuación: sin el alimento para los microbios residentes, esto no sirve de mucho. Quienes recomiendan consumir fermentados en grandes cantidades todos los días de modo permanente, desconocen la ciencia y la realidad de estos alimentos que por diversos motivos no es bueno consumir en exceso. Por favor, avísemen en los comntarios si quieren que les amplíe este tema que consta en mi libro y en varias publicaciones en un solo post aquí.

 

Balance Nutricional (2014) fue el primer texto en español en mencionar el término actualizado:

Antiguamente se conocía al conjunto de microorganismos residentes de nuestros intestinos como “flora intestinal”. Dicho término quedó en desuso hace muchos años, sin embargo la mayoría de profesionales siguen usándolo, lo que denota no han leído una básica publicación médica/científica actualizada hace muchos años, ni han asistido a conferencias de actualización. 

 

LA SALUD DE TU MICROBIOTA ES LA SALUD DE TU VIDA. 

 

Cada vez hay más estudios científicos que demuestran el impacto de nuestros hábitos (dentro y fuera del plato) en nuestra microbiota intestinal.


Lo que demuestra nuevamente y de modo contundente que la importancia de los hábitos supera las teorías obsoletas de las calorías y el peso que he combatido incansablemente desde mi primeras publicaciones en las redes.


 

Resulta primordial mantener un intestino sano y poblado de bacterias amigables y benéficas para nuestro organismo, las cuales son indispensables para la producción de vitaminas, la absorción deminerales, la desintoxicación del organismo y una ¡buena salud mental y emocional!

 

Los probióticos, por otro lado, son las bacterias amigables que podemos obtener de alimentos fermentados, productos o suplementos, para dar apoyo a nuestra microbiota intestinal. 

 

Si bien aquellas no llegan a colonizar de modo permanente nuestro intestino, pasan por nuestro organismo poblando temporalmente, ayudando a nuestras bactarias nativas a controlar las bacterias oportunistas o patógenas y a crecer en volumen y fuerza.

 

Es una realidad actual que usualmente la microbiota nativa está disminuida y debilitada por los malos hábitos, ingesta excesiva de azúcar o una simple ronda de antibióticos.

 

La palabra probiótico significa “provida”. La alimentación moderna cargada de químicos, conservantes, alimentos artificiales, procesados y azúcares, así como el abuso de antibióticos, destruyen el ecosistema intestinal nativo que es el responsable de mantenernos sanos. 

 

Una microbiota saludable asegura un sistema inmunológico fuerte, un sistema digestivo sin problemas y de alta capacidad de absorción de nutrientes (una de las funcionas más importantes), previene males como obesidad, colon irritable, diabetes tipo 2, resistencia a la insulina y a la leptina, síndrome metabólico, artritis, colitis, estreñimineto, gripes constantes, intolerancias, deficiencia de vitaminas, problemas de piel y principalmente enfermedades neurodegenerativas y psiquiátricas (les he hecho referencia sobre mis clases con la doctora Natasha Campbell McBride y su maravilloso libro el cual recomiendo, sobre todo a sicólogos, psiquiatras y madres con niños con autismo).

 


nuestros miocrobios residentes son imortantísimos para nuestra salud y supervivencia (sobre todo salud mental); ellos luchan contra las infecciones y enfermedades, ayudan a digerir nuestros alimentos y pueden enviar mensajes importantísimos a nuestro cerebro: como cuáles alimentos en realidad NECESITA TU ORGANISMO y no preferir comida chatarra sino antojarte comida saludable.


Sobre el tema de los antojos y sus causas emocionales y fisiológicas he compartido varios artículos en mis redes, si les gustaría que les repita y amplíe aquí, déjenme su comentario. Es fascinante y comprobado cómo, fisiológicamente, ¡de nuestra microbiota dependen nuestros antojos!

 

Una ronda de antibióticos destruye el gran ecosistema de tu microbiota casi por completo y tardas hasta 2 años en repoblarla, según estudios y especialistas como el Dr. Gundry.

 

Si tomamos en cuenta que repoblar el ecosistema interno sin fibra prebiótica, es imposible, y los grandes daños que causa el suministro de antibióticos irresponsable y sin razón real ante cualquier malestar, tendríamos que preguntarnos ¿por qué los médicos convencionales no alertan de esto ni hacen las recomendaciones del caso? 

 

En casos de mayor gravedad, las bacterias nativas amigables son casi inexistentes, lo que conlleva a disbiosis y problemas perennes del sistema digestivo como gases, pocas evacuaciones o evacuaciones con dolor, mala asimilación de los alimentos e incluso graves desórdenes nerviosos y mentales, depresión, ansiedad, también falta de energía. Todos estos problemas de salud son tratados por la medicina convencional con fármacos y paliativos a los síntomas, sin atender las causas reales.

 

Una microbiota deficiente está considerado por la ciencia como el gran causante de la obesidad mundial: las generaciones de niños, jóvenes y adultos vienen con este problema gracias a la aplicación indiscriminada de antibióticos.

 

 

La mejor forma natural de repoblar nuestro intestino de bacterias benéficas y recuperar la salud de nuestro sistema digestivo: 

 

 Bokn choy morado de mi huerto. ♥️

Bokn choy morado de mi huerto. ♥️

 

1) Consumiendo regularmente vegetales de hoja verde o de tallos por su alto contenido de fibra prebiótica, indispensable para poder lograr la colonización y repoblación de la microbiota. 

 

2) Consumiendo alimentos fermentados, que son altos en probióticos

 

3) Manteniendo buenos hábitos alimenticios y evitar el consumo de azúcar es parte de la ecuación.

 

4) Suplementarse con un suplemento de probióticos adecuado –en cantidad y tipo– a nuestars necesidades y requerimientos individuales únicos (mismos que pueden variar con el tiempo o o las circunstancias).

 

5) En casos de patologías se va a requerir un suplemento de calidad de prebiótico, también del tipo adecuado al caso.

 

6) Evitar a toda costa el uso de antibiótivos indiscriminado. Obviamente cuando es realmente necesario, se deberá administrar con supervisión médica. 

 

Ahora tienen un panorama más claro de porqué es que hay tantas personas que no tengan buenos efectos al tomar probióticos y que también haya tanto autodenominados expertos que siguen en la lucha sin lograr saluda óptima.

 

Es por eso que, contestando varias de sus preguntas: 

 

1) No hago recomendaciones de suplementos de probióticos de forma general e indiscriminada porque es inefectivo y les haría gastar dinero y tiempo sin darles una solución, porque para cada tipo de persona los requerimientos y tipo de suplemento que ayudaría varía de acuerdo a condiciones patológicas o condiciones simples como edad o género. Algunas condiciones incluso empeoran si la persona toma suplemento probiótico por ser contraindicado al caso o estadio inicial en que se encuentra.

 

2) En mis talleres de alimentos fermentados explico en detalle cuándo y cómo consumirlos: que no es para consumirlos todos los días y que para ciertos objetivos y condiciones de ciertas personas resultan nocivos.  

 

Dicho esto, hoy en día, si no tomas antibióticos pero comes regularmente carne, especialmente de vaca y cerdo, que no es orgánica, entonces estás en problemas serios y tu microbiota necesita una intervención terapéutica ya.

 

Considero una irresponsabilidad de médicos, nutricionistas y coaches atrasados, recomendar consumir cerdo y vaca que no es orgánica como una carne de gran valor nutricional y que puede consumirse regularmente, hasta aseguran que el cerdo es mejor que el pavo o el pollo. Una cosa es que lo consumas de modo recreacional ocasionalmente, de ahí a promoverlas como un alimento de gran valor nutricional es a estas alturas un error e irresponsabilidad.

 


Nota: con esta y otras opiniones sobre irresponsabilidades y mala práctica de profesionales de salud desactualizados o inescrupulosos, no estoy refiriéndome a todos, hay muchos que son excelentes; tampoco es una crítica ni me dedico a criticar a otros profesionales, señores, estoy ejerciendo mi derecho y mi deber de denunciar hechos comprobados y confesos de parte (están en todas sus redes sociales), situaciones irregulares que deben ser alertadas a la comunidad, misma que se encargará de castigar a estos malos profesionales retirándoles la confianza para que tal vez así se dignen a cumplir con mantenerse actualizados. 


 

Comer azúcar (Y PEOR EN EXCESO) daña tu microbiota y la disminuye, incrementando las bacterias malas, hongos y levaduras como Candida, mismas bacterias malas que envían un mensaje al cerebro de antojos por más dulces (tengo varios posts en las redes sobre la verdad de los antojos y los ampliaré en el próximo post aquí si ustedes me hacen saber en los comentarios que es de su interés). 

 

SPLENDA también destruye tu microbiota, lo he alertado por años y consta en mi primer libro también. 

 

 

SUPERPODEROSOS TALLITOS VERDES COMESTIBLES, ALTOS EN FIBRA PREBIÓTICA.

Son el alimento de nuestra importante microbiota intestinal y son los reyes de eliminar antojos y los promotores de la proliferación de tu microbiota intestinal! 

 

¿Cómo incorporar fibra prebiótica en tus comidas?

 

 Tallitos verdes y ajos son altos en fibra prebiótica; al ser un crucífero el tatsoi contiene compuestos anticáncer, al igual que el ajo y sus compuestos sulfurosos.

Tallitos verdes y ajos son altos en fibra prebiótica; al ser un crucífero el tatsoi contiene compuestos anticáncer, al igual que el ajo y sus compuestos sulfurosos.

Consumiendo vegetales de tallitos fibrosos comestibles como el berro, bokchoy (nabo chino o pak choy), nabo común, brócoli, coliflor, espárragos, lechugas, feldsalat (cornsalad o rapunzel), rúcula, acedera, tallitos de culantro y otros vegetales altos en fibra prebiótica como alcachofas (simplemente las amo), cebollas, ajos, coles de bruselas y en general todos los vegetales de hoja verde. 

 

O con estos bellos tatsoi morados que cultivo fácilmente en mi huerto (una especie de nabo roseta oriental) con tallitos muy crujientitos y agradables al paladar que se pueden consumir crudos o salteados. Lo mejor es que desde la siembra a la cosecha solo necesitas 15-20 días y mientras más los cosechas, más brota desde el centro y se mantiene en perenne producción, no requiere mayor atención o riegos a full sol. Yo los tengo en el alerón de mi edificio frente al mar en piso bien alto, en una pequeña jardinera que provee a toda la familia. 

IMG_7446.JPG

 

En mi libro Balance Nutricional menciono sobre la fibra prebiótica y que es una de las principales razones para recomendarles incorporar estos vegetales a sus comidas.

 

 

Gran mensaje final: 

Probióticos y prebióticos deben ir de la mano.

 

Los primeros son amigos y asisten; los segundos son el alimento.

 

Cada ser humano tiene diferentes tipos de bacterias con necesidades únicas y requieren de diferentes tipos de probióticos en diferentes cantidades, es por eso que no es posible recomendar un suplemento para todos los casos. Para una recomendación personalizada eficaz y que te ahorre tiempo y dinero, agenda tu consulta personalizada aquí.

 

Nutrir y cuidar, alimentar y consentir a nuestra microbiota con los alimentos ricos en prebióticos, no menospreciarla y maltratarla consumiendo todo lo que la destruye, es un tema de amor propio

 

Si tienes síntomas de problemas como los mencionados en este post, especialmente los digestivos, de piel, psicológicos o psiquiátricos, es imperativa una consulta personalizada para que apliques a tu caso el protocolo terapéutico adecuado, para en pocos meses logres la recuperación y encuentres el camino a recuperar un ecosistema intestinal saludable y un organismo fuerte. Esto no se logra con ningún tipo de fármaco ni intervención similar o aplicando tips de cuentas de internet.

 

Recuerden que una cosa es comer saludable y otra comer para sanar, la segunda requiere de la intervención de especialistas y de soluciones terapéuticas hechas a la medida. 

 

Mi equipo que cuenta con una nutricionista clínica especializada con maestría, con quien trabajo en conjunto en favor de los mejores planes para mis clientes siempre adaptados a sus posibilidades y situación y respetando sus gustos y necesidades. 

 

Mi misión es ofrecer planes eficientes a la medida con todos los cálculos nutricionales y resultados garantizados, siempre buscando la mejor forma posible agradable y bonita al paladar sin poner en riesgo sus objetivos, sin perder tiempo.

 

Todo esto para faciliar llevarlos a la práctica con mis recetas y mis creaciones aterrizadas a las necesidades de cada cliente, sin extremos, para esto es necesario un estudio personalizado de cada caso, no se puede dar una solución en un comentario, pues es un trabajo que lleva días luego del estudio exhaustivo y que el cliente/paciente provea la información detallada en varias páginas del historial de salud

 

¿Cuál les gustaría que fuera el próximo post para ampliar este tema? El que tenga más pedidos lo publico esta misma semana.♥️

—Ideas prácticas para consumir fibra prebiótica en tu plato.

—Cómo eliminar los antojos: ¡no tendrás que controlarlos nunca más!

—Salud mental y microbiota: estrategias para un cerebro sano.

—Cómo iniciarme con los alimentos fermentados.

—Cómo hacer vegetales fermentados.

 

¡Los leo!♥️