Bolitas de Caramelo Saludables

VEGANAS, PALEO, GLUTEN FREE, SIN AZÚCAR

Ingredientes

1/3 de taza de mantequilla de almendras, me encanta esta por ser de la consistencia y sabores perfectos.

1/3 de taza de camote amarillo (camote anaranjado/batata/sweet potato) horneado y majado.

3 cucharadas de stevia blend orgánica para endulzar. 

2 cucharadas de chispas de chocolate orgánicas, separadas. O bien estas chispas de chocolate libre de alergenos.

 

Procedimiento

Mezclar los ingredientes —reservar una cucharada de chispas de chocolate— en un bowl con las manos hasta formar una masa homogénea.  

Formar con las manos 8 bolitas y pasarlas ligeramente por las chispas reservadas para que de ese modo queden chispas a la vista y dé la impresión de que tienen más chocolate. ;)

Llevar al congelador por al menos 2 horas; incluso 8 horas después estarán más ricas y con una textura muy apetitosa.

Variaciones recomendadas:

—Agrego cacao al 100% orgánico para convertirlas en bolitas de chocolate.

—Agrego trozos de chocolate negro gourmet. El que uso tiene taninos especiales y convierte a cualquier postre en una delicia con un toque francés que me encanta. Pueden usar cualquier chocolate negro de su preferencia, sin excesos. 

 

Notas importantes:

Esta receta es un win total sobre las populares energy balls o bolitas energéticas: no están sobrecargadas de almendras, son más suaves para la digestión y menos engordantes que las bolitas regulares. Además contienen el maravilloso, súper nutritivo camote amarillo que tiene una fibra poderosa, se convierten almidón resistente al refrigerarlo y es digestivo y endulzan natural, ¡uno de mis alimentos funcionales preferidos! que le da a esta receta el sabor “caramelo”.

La mezcla de stevia orgánica que les recomiendo —me van a amar para siempre— es un endulzante que usado en moderación va a ayudar a no consumir azúcar: la mezcla con el erititol, un sugar alcohol no nutricional que viene de la naturaleza —lo encontramos en frutas y vegetales como uvas, melones y champiñones— resulta muy suave al estómago y mejora la experiencia con la stevia, cuyo sabor personalmente encuentro desagradable y excesivamente dulce. Cómprenla aquí y cuéntenme como les fue. Uso este producto para programas en casos clínicos con pacientes y clientes desde hace años y la consumo ocasionalmente con muy buenos resultados.

 

Casos clínicos o subclínicos:

Si tienes problemas con el azúcar, síndrome metabólico, diabetes, problemas de colesterol y alto riesgo cardiaco, tiroides, eczema/dermatitis/acné, Candida, intolerancias o cualquier condición inflamatoria, clínica o subclínica, debo alertarte que estas NO mejoran ni se superan cambiando los postres convencionales a los postres limpios o saludables, tampoco se superan bajo medicación que únicamente atiende al síntoma y no a la causa del problema. Para condiciones preexistentes es imprescindible un estudio minucioso del caso y aplicar las soluciones concretas para atender la causa del problema, no exacerbarla; además al mismo tiempo sanar, reparar y reactivar las funciones de modo terapéutico. De otro modo cualquier medida o la sustitución/eliminación de postres o alimentos no sirve para nada.

Miren qué curioso: hoy en día las personas entienden que para reparar la máquina de su carro al que aman y valoran, deben llevarlo a un mecánico profesional y pagan lo que sea y esperan el tiempo que sea. Pero por algún motivo extraño cuando se trata de su organismo y su salud —a los que deberían amar más y valorar más que a su vehículo— no consideran llevarlo a una consulta profesional y someterlo a un programa que lo sane, intentan hacerlo por su cuenta perdiendo valioso tiempo en un círculo de prueba error y pobres resultados que además permiten que las condiciones mencionadas —todas son degenerativas— empeoren con el tiempo y comprometan otras funciones importantes del organismo.

Esto resta calidad de vida y genera muchos más gastos y esfuerzos —junto con penas— que si las personas escogían atenderse con un profesional calificado que los guíe y los acompañe, como hacen con sus vehículos.  

 

Cultura del los excesos: 

Tal vez piensen que es muy poquita cantidad de chips, y quiero aprovechar para hacerles tomar conciencia de algo que veo que crea mucha confusión y frustración en quienes buscan llevar una vida más saludable. Generalmente (salvo estén preparando un curry thai), en realidad muy poco es necesario para dar un gran sabor, especialmente para este postrecito. Si eres de quienes piensan lo contrario es probable que seas presa de la cultura del exceso y el supersize, lo cual es algo en lo que hay que trabajar. Pero así, bonito, sin forzar ni nada. Si necesitan más dulce pueden agregarlo a gusto, con el tiempo, irlo disminuyendo de a poquito.

 

La moda de las mezcolanzas y la “creatividad”

A este tipo de preparaciones no recomiendo agregar hemp seeds, coco rallado, pistachios ni nada más extra porque en realidad no aportan sabor y aportarán excesivas calorías, grasas y una mezcla de demasiados ingredientes resulta de más trabajo para la digestión de modo innecesario (más mezcolanzas que no aportan nada superior a una preparación que ya contiene mucha almendra no es auspicioso para promover salud ni la economía del bolsillo. ¿Qué opinan de esto? ¿Les es de utilidad este consejo? Tal vez para algo ocasional o volver vistoso el postre, pero saldría hasta más costoso y menos saludable que un postre convencional bien hecho, como por ejemplo, un macaron.

Noto mucho en la gente que promueve la onda saludable hace todo tipo de menjurjes recargados que no me hacen sentido, ¿se han fijado? Atribuyo esto a que 1) no tienen mucho que aportar ni tienen novedades y priorizan el ego “necesito crear y hacer algo único a toda costa”  2) no entienden cómo funciona el organismo humano.

Esta tendencia, además, hace que mucha gente crea que comer saludable es caro, que no se puede comer saludable si no se tiene acceso a ingredientes exóticos o de la nueva onda saludable. Incluso muchas personas se frustran y creen que no están haciendo todo lo correcto por no lograr incluir estos alimentos o productos en sus preparaciones. Esto es algo que desde siempre he querido promover en mis publicaciones en mis redes sociales Verde y Rosa, al mismo tiempo de informarlos de productos y alimentos nuevos que para muchos son asequibles, dejar claro para quienes no tienen acceso a ellos que no los necesitan y que la naturaleza nos provee de mucho como para estar quejándose de poco que no se consigue. ¿Sí o no?

Especialmente para digerir procesados, frutos secos y postres, el organismo hace un esfuerzo, realmente no promueve salud estas cosas muy recargadas, que aunque pueden lucir bonitas, no aportan nada adicional, les paso el dato. Si les gusta o lo desean perfecto, pero hacerlas pensando que son más saludables, no es una buena movida.

Mi objetivo de compartir con ustedes es promover cambios positivos, que brillen en todo su esplendor tomando mejores decisiones informados.

  ¡Las bolitas más ricas y más saludables que vas a encontrar! Creadas especialmente para una familia de 4 pacientes infantiles de mi coaching nutricional.
¡Las bolitas más ricas y más saludables que vas a encontrar! Creadas especialmente para una familia de 4 pacientes infantiles de mi coaching nutricional.

Esta es una receta inédita que creé desde cero y es parte de las recetas de mi segundo libro Bellos y saludables para siempre, pronto en librerías.

Estoy súper emocionada y entusiasmada de escuchar qué opinan de esta receta y qué pensaron de todo esta información que comparto en este post y contestarles todas sus preguntas.

Recuerden que todos mis post vienen con esto implícito: pueden usar lo que mejor encuentren a mano, yo les recomiendo lo mejor que me es posible acceder y al no ser este un platillo de todos los días, si no tienen oportunidad de conseguir los mismos productos, no pasa nada. Como profesional y consejera de salud, estoy obligada y es mi responsabilidad informar las mejores opciones con las que se obtienen más beneficios, sobre todo porque muchas personas que me leen sufren de muchas condiciones preexistentes (lo cual es mi especialidad en mi práctica profesional) o están a punto de tener síntomas ya que la mayoría de las personas sufren años de desbalances antes de aparecer los síntomas. Es mi responsabilidad dar opciones más eficientes. Tal vez requieren un esfuerzo extra, pero si está en sus posibilidades, su salud lo vale.

Tengo la corazonada de que estas bolitas van a conquistar su alma eclectariana.

Un beso grande para todos, brillen.

¡Bienvenidos a mi blog!

 

Daryanaah